ELISA GONZÁLEZ MIRALLES


14

Crecimos con el desasosiego de los días perdidos. Creímos en la confusión que nos produce la derrota, a la que nunca seremos capaz de acostumbrarnos. Ni siquiera la repetición consigue una mínima rutina que minimice los daños. Porque cada caída es distinta, porque cada vez nos duele en un sitio distinto.

Aún así justificamos nuestra vida con una línea de ficción que una dos periodos de tregua. En el que al menos uno fue real, y nos pasamos todos los días siguientes buscando ese espacio finito y sagrado que está por llegar. Porque tenemos la seguridad de que al menos una vez ocurrió y fue verdad. Y sabemos que a lo largo de estos años tuvo sus replicas que justificaron cualquier otro intento. En esta escala inventada ningún científico podrá encontrar la predecibilidad de la siguiente.

Como una enfermedad rara, de minorías secundarias, que a nadie le importa. Dicen que es la locura que justifica la productividad, el entretenimiento del control social, el reto que alimenta la rutina. Pero no es verdad, pero nos conviene jugar con su descuido, porque ya estamos muertos, porque aprendimos a no hacer ruido por las noches, porque encontramos el equilibrio perfecto entre tu realidad y mi ficción.

Últimas reseñas de discos

Últimas reseñas de literatura

El viento sobre el agua
Santos Domínguez Ramos
Leer reseña
2666
Roberto Bolaño
Leer reseña
Partir
Lucía Baskaran / Expediciones Polares / Partir
Leer reseña

Últimas reseñas de películas

Babel
Alejandro Gonzalez Iñarritu
Leer reseña
Biutiful
Alejandro González Iñárritu
Leer reseña
Paterson
Jim Jarmusch
Leer reseña

Carol de Todd Haynes ganadora de IV Premios Anuales Flipesci

Últimas reseñas de conciertos

Últimas noticias

Un recuerdo, una fotografía, una portada

14
Arte / Fotografía / Elisa González Miralles
Leer reseña
La Teoría
Tony Marciante
Leer reseña
Señor Principe
Arte / Fotografía / Deborah Parkin
Leer reseña