El Gran Premio FIPRESCI 2017 a la mejor película del año será para El otro lado de la esperanza de Aki Kaurismäki

oivon tuolla puolen / The Other Side of Hope (El otro lado de la esperanza) ha sido elegida mejor película del año 2017 por los miembros de la Federación Internacional de Críticos de Cine, FIPRESCI. En la votación han participado 576 críticos de todo el mundo, que han elegido esta producción finlandesa entre todas las películas estrenadas tras el 1 de julio de 2016. Las otras dos finalistas han sido la ganadora del Oscar®, Moonlight de Barry Jenkins y el Oso de Oro de Berlín, Testről és lélekről / On Body and Soul (En cuerpo y alma) de Ildikó Enyedi, programada en la sección Perlas.

Aki Kaurismäki (Orimattila, Finlandia, 1957) está considerado uno de los más importantes directores europeos del cine actual. Títulos clave de su filmografía como Ariel (1988), Tulitikkutehtaan tyttö / The Match Factory Girl(La chica de la fábrica de cerillas, 1990), Kauas pilvet karkaavat / Drifting Clouds (Nubes pasajeras, 1996), Mies vailla menneisyyttä / The Man Without a Past (El hombre sin pasado, 2002, Gran Premio del Jurado en Cannes), o Le Havre (El Havre, 2011, premio FIPRESCI en Cannes) se han convertido en clásicos modernos. Con Toivon tuolla puolen / The Other Side of Hope (El otro lado de la esperanza) Kaurismäki ganó el Oso de Plata al Mejor Director en el pasado Festival de Berlín.

Desde su creación en 1999 han recibido el Fipresci Grand Prix cineastas de la talla de Pedro Almodóvar, Michael Haneke, Cristian Mungiu, Paul Thomas Anderson, Jean-Luc Godard, Richard Linklater, Roman Polanski, George Miller y Maren Ade, entre otros.

Aki Kaurismäki recibirá el Gran Premio FIPRESCI en la gala de inauguración del Festival, que se celebrará el viernes 22 de septiembre en el Auditorio Kursaal.

 

TOIVON TUOLLA PUOLEN / THE OTHER SIDE OF HOPE (EL OTRO LADO DE LA ESPERANZA)
AKI KAURISMÄKI (FINLANDIA - ALEMANIA) 

Helsinki. Khaled, un joven inmigrante sirio, llega oculto de polizón en un barco de carga procedente de Polonia. Mientras tanto, un comercial anodino llamado Wikström decide poner fin a su matrimonio, cambiar de negocio y abrir un restaurante poco frecuentado. Sus caminos se cruzarán y Wikström ofrecerá a Khaled techo, comida y trabajo. Pero el sueño del chico es encontrar a su hermana, que también huyó de Siria.