Caballo Perdedor

Disco: 
Caballo Perdedor
Artista: 
Fecha: 
Tuesday, February 2, 2016
Formato: 
E.P.

 

Sin preámbulos ni introducciones, pensó que tendría que escribir un buen comienzo para atraer toda nuestra atención desde el primer minuto de esta historia. Como lectora habitual, tenía ya en mente como debería acabar todo, o mejor dicho, como debería empezar todo. Sabía que cuando alguien lo leyera en la sección de sucesos de cualquier diario, serviría, como mínimo, para título de otra canción protesta.

Eligió un principio en el que entraba en el cuarto de baño y apoyaba su barbilla en el espejo. Y veía sus ojos con la perspectiva suficiente como para que sus lágrimas los rodearan sin que pudieran encontrar una salida aún. Se desabrochó los botones de su camisa, se quitó el sujetador y sintió el frío metálico de un cañón que apuntaba directamente al corazón.

Pensó en Martín, que probablemente oiría el disparo, y entraría con las llaves que guarda Marisa, la vecina del bajo que una vez le dejó sus llaves, aquella vez cuando se marcho de viaje a ver a su hijo en Canadá, y que pensó que, lo justo quizás, era que ella también le dejara las suyas. Entraría en su casa, y que distinta sería esa de todas las veces que se habría imaginado estar allí. Si sólo una de sus preguntas hubiera obtenido un sí por respuesta, igual, no sé, que diferente hubiera sido todo. Encontraría en el salón un disco regalado que habría llegado a su final y que la aguja reclamaría misericordia para alcanzar una cara B imposible. Correría hasta allí y se encontraría con la misma sonrisa con la que se despidió un día antes, como si ese hubiera sido un día cualquiera.

En una cita que ahora no recuerda, diría que sólo hay una cosa que distingue a los perdedores y es su capacidad innata de volver, después de tantos años y a pesar de todo, a la misma casilla de salida. Sabiendo que las seis caras del dado tienen escrita la misma cifra y que, si no cambia el tablero, el siguiente intento te devolverá, tarde o temprano, al mismo punto de partida.

En esa mezcla entre la autodestrucción y la euforia es donde nacimos, somos un caballo perdedor que ahora enloquece con su nueva banda sonora.

 

Sonnöv