Terrestre + Quercus

Friday, May 9, 2014 - 22:00
Madrid

Buscábamos una entrada. Una puerta que se abriera en medio de la oscuridad. Un respiro al sofocante calor de un mayo ya de por sí agobiante. Un suspiro de luz que te mantuviera despierto. Un camino que repitiera mis pasos. Un timbre que me recordara. Un lugar que me acogiera sin preguntas. Una música que se abre con su abanico de respuestas. Se llaman Terrestre y sobre la puerta abierta escribieron Carne Cruda.

Ella se acercó para darle un beso. Él retrocedió y cerró los ojos. Ellos decidieron llevar el fragor de la animada batalla donde nadie les molestara. Alguien escuchaba atento, sentado en medio de un desfile de saludos y disculpas. Él estaba demasiado nervioso para pensar que todo fuera perfecto, después de los cambios, las posiciones aprendidas no parecían ser suficientes, latidos de movimientos fugaces imperceptibles por la mayoría. Testigos sorprendidos por los disparos de una Hasselblad en directo en medio de un intercambio de sonrisas y cervezas.

Perdido entre saludos de otros. El silencio marca la salida. La sonrisa una respuesta. La puerta se abre desde dentro. Fuera, un pitido en los oídos, una sombra en los ojos, sudor en el cuerpo y una salida para huir, superviviente de la prisa, héroe del miedo, se llamaba Herrero: