Fajardo + Diego Hdez

Friday, April 24, 2015 - 21:30
Madrid

 

Fue un viernes y como anticipaste no fui capaz de hacerte preguntas. Pero, por si alguna vez nos encontramos aquí, déjame que te escriba una respuesta. Pensándolo mejor quizás debería ser una disculpa. Me gustaría tener el conocimiento necesario para explicar cada uno de los motivos que me llevaron hasta aquí o el talento narrativo para describir todo lo que veo, pero carezco de los dos y balanceo mis recuerdos en el fino hilo de la ficción para no hacerme más vulnerable. Espero que lo entiendas.

Esta vez elegiste un pueblo costero de una isla que no conozco. El hotel estaba en un callejón oscuro con vistas a tu mar de obsesiones. Yo fui por mis dos horas contigo que luego recreo en mi recuerdo como si fueran todas las de una semana completa. Las habitaciones no tenían número y en la nuestra desaparece una salamandra de piel verde esmeralda.

Nuestra habitación de salamandra tiene los cristales empañados y mil muros de papel de arena, una puerta de pomo dorado y mil salidas de carteles verdes, una invitación en blanco y mil respuestas, un traje sin estrenar y mil recuerdos olvidados, ojos cansados y mil oportunidades esperando.

La habitación de la salamandra no tiene ni llave ni cerradura y se entra por instinto. El suelo está lleno de arena y mil cristales rotos. En un juego de reflejos la luz remueve la arena hacía un mar que recoge la calma de mil testigos. El agua cristalizada de mil espejos recoge la arena que mueve el viento y que seis cuerdas devuelven a su dueño.

Ya es sábado y no hay más testigos que las sabanas desordenadas. No fui capaz de hacerte ninguna pregunta y sin saber por qué sigo dejando escritas estas notas en la mesilla de habitaciones sin dueño, pensando que, quizás, alguna vez, las encuentres buscando el camino de vuelta.

Diego Hdez. Fotografía Manuel Juez. https://manolua.wordpress.com/

Diego Hdez es el viento metálico que escribe el recuerdo de las mareas. La arena árida que el mar recoge, la arena húmeda que el mismo mar devuelve.

Fajardo es el aliento de mil voces encerradas en una habitación de cristales que juegan con sangre. Sílabas que devuelven, entre reflejos de sal, el sabor de la nostalgia.

Fajardo y Diego Hdez estuvieron un viernes 24 de abril del año 2015 en el mismo escenario sin número devolviendo el aliento convertido en un recuerdo que escribo para encontrar el camino de vuelta.       

Diego Hdez. Fotografía Manuel Juez. https://manolua.wordpress.com/

Fotografías: Manuel Juez 

[Pueden ver todas las fotografías del concierto es su imprescindible blog Abre el diafrágma ]

 

https://fajardomusica.bandcamp.com/

https://foehnrecords.bandcamp.com/album/diego-hdez-autotrophic-music

Fajardo en NTS!