Above the Tree + El Oveja

Friday, July 3, 2015 - 21:30
Madrid

El Oveja

Cuentan las voces de las calles de verano, historias de artesanos relojeros, que sobreviven en el calor de las noches de asfalto. Hablan de un trabajo de manipulación minuciosa de minutos y segundos. Dicen que, incluso, fueron capaces de cambiar la certeza, hasta ahora intocable, de las novelas de ciencia ficción. En su taller no hay pizarras verdes, ni tiza que persiga una respuesta para una fórmula matemática que acabó precipitada con un símbolo de igualdad. No hay películas hoy que hablen de ninguna realidad inventada más allá de ésta.

Dicen que existe una chica de pies grandes y piel morena que aprendió a esperar sin razón en andenes abandonados. Hasta que un día, de vuelta a la rutina, escuchó esas voces de casas abandonadas y calles hambrientas. Despertó con el ruido de la casualidad en una habitación sin relojes. Las manecillas eran seis cuerdas de una guitarra y la monotonía del ritmo acompasado fue sustituida por la arritmia contagiosa del momento. 

Cuentan que, en sus manos, una guitarra bramaba con sólo agitarla. Un ritmo de minutos sin segundos con una luz amarilla como testigo.  Dicen que aquella chica morena de zapatillas verdes encontró el descanso para una igualdad que ahora no tiene reflejo.

La leyenda dice que hay noches de verano en las que una chica sin sueño, de piel morena y pies grandes recorre sus calles de asfalto. Atrapada por la curiosidad del momento entrará en la casa de los minutos sin segundos. Allí, un desconocido construye su papel protagonista con  cartón y papel de plata. Una guitarra inventada sostiene el taller del recuerdo y una manos recuperan el sonido sin segundos que crece por encima de los árboles.

Todavía es verano y pronto será de noche.   

Above the tree