Agustín Gómez Arcos

Gómez Arcos, Agustín

Agustín Gómez Arcos nace el 15 de enero de 1933, en Enix (Almería), en el seno de una familia republicana. Es el pequeño de siete hermanos. Cuando contaba con tres años estalla la guerra civil, durante la cual su familia pasará apuros y penalidades, sufriendo las consecuencias de la represión franquista. Desde edad muy temprana se interesó por la literatura, utilizándola como medio de evasión de la opresión que le tocó vivir. Su profesor de instituto en Almería fomentaría y orientaría ese amor por la literatura, dándole a conocer los clásicos rusos, y cultivando el interés que Agustín mostraba por la escritura y el teatro.
En los años cincuenta acaba el bachillerato en Almería y se traslada a Barcelona donde se matricula en la Facultad de Derecho. Colabora en la revista literaria "Poesía Española", publica la colección de poesía "Ocasión de paganismo" y recibe el premio nacional de narración corta por "El último Cristo". Participa activamente en el grupo de teatro de la universidad. A los tres años abandona los estudios y se traslada a Madrid con un objetivo claro, dedicarse al teatro.
Durante sus primeros años en Madrid trabajó como dramaturgo, actor, director y traductor. Escribió un total de quince obras entre las que destacan: "Doña Frivolidad", "Elecciones generales", "El tribunal", "Balada matrimonial", "Diálogos de la herejía", "Los gatos" y "Queridos míos, es preciso contaros ciertas cosas". En 1960 debutó con "Elecciones generales", basada en "Las almas muertas" de Gógol, ganando un premio en el Primer Festival Nacional de Teatro Nuevo.
También se dedicó a la traducción y adaptación de obras francesas ("La folle de Chaillot", "Intermezzo" de Giraudoux y "La révélation" de René-Jean Clot). En 1962 quedó finalista del Premio Nacional Calderón de la Barca y ganó el Premio Nacional Lope de Vega con "Dialogos de la herejía", que le es rápidamente arrebatado tras habérselo concedido y la obra prohibida en todos los escenarios españoles en una maniobra política de la censura. En 1964 lograría estrenarla, pero en una versión censurada, y en 1965 estrenó "Los gatos" pero de nuevo en versión censurada.
A mitad de los sesenta y viendo la imposibilidad de representación o publicación de su teatro empieza a pensar en un posible exilio. En 1966 vuelve a obtener el Premio Nacional Lope de Vega por "Queridos míos", la censura esta vez prohibió desde un principio la representación. Gómez Arcos decide entonces abandonar definitivamente España, comenzando su exilio en Londres. Tras dos años pasados en la capital inglesa, decide trasladarse a París, llegaría en junio de 1968. Todo el ambiente artístico que se respiraba, tras el "Mayo", estaba impregnado por los acontecimientos que se acababan de vivir. París volvía a estar abierta a la innovación creativa y se buscaba, de forma particular en el teatro, un medio de agitación social, política y cultural. En este clima de creación Gómez Arcos se sentía a gusto. Pudo asistir a los montajes teatrales de Beckett, Ionesco, Anouilh y en especial de Jean Genet por el que Gómez Arcos sentía especial admiración.
Comienza su carrera parisina en los cafés-teatro del Barrio Latino, que eran verdaderos centros de experimentación teatral. Trabajaría en ellos como dramaturgo, director, actor e incluso camarero. En 1969 en la revista "L’Avant-Scène" publica "Pré-papa". Conoce a otro exiliado español Miguel Arocena, gerente del Café-Théâtre de l’Odéon, que le da la oportunidad de estrenar, en febrero de 1969, "Pré-papa" y "Et si on aboyait". Su colaboración con los cafés-teatro duraría cuatro años, en los que escribe entre otras obras, "Sentencia dictada contra P y J" e "Interview de Mrs. Muerta Smith por sus fantasmas".
En 1974 el editor de Éditions Stock, tras ver "Et si on aboyait" en el Café-Théâtre de l’Odéon, le propone escribir novela en francés. Tras aceptar el reto se traslada a Atenas, volviendo meses después con "L’agneau carnivore", que ganaría el Prix Hermès a la mejor novela francesa de 1975. Desde entonces publicaría catorce novelas, escritas todas ellas en francés. Sería finalista dos veces al Prix Goncourt, en 1978 con "Scène de Chasse (furtive)" y en 1984 con "Un oiseau brûlé vif". En 1977 publica "Ana Non", ganadora también de varios premios. Entre otros títulos encontramos "Maria Republica", "L’aveuglon" e "L’enfant pain" (El niño pan) que es novela de obligada lectura en los colegios franceses. En 1985 recibe la condecoración de la Legión d’honneur francesa.
En 1991 se recuperó para la escena española "Interview de Mrs. Muerta Smith". Dos obras más se representarían en los teatros españoles, "Los gatos" y "Queridos míos es preciso contaros ciertas cosas", en 1992 y 1994 respectivamente. 
A pesar del intento de recuperación en los noventa, la obra de Gómez Arcos sigue injustamente olvidada y es una gran desconocida para el lector español. Baste decir, que sus novelas han sido traducidas a catorce idiomas, entre los que no se encuentra el castellano. Agustín Gómez Arcos murió el 20 de marzo de 1998 en París.

Literatura / Agustín Gómez Arcos

RESEÑAS


María República
Literatura / Agustín Gómez Arcos
Leer reseña