BLOOMINGTON
IS BACK!









11 años después
24 de Octubre
The Rincon Pio Sound


BLOOMINGTON


Siempre he admirado mucho al fan, al seguidor empedernido de algo. Ya sabéis, el que compra todas las ediciones de un disco y en todos sus formatos, el que asiste a todos sus conciertos, se sabe todas sus canciones, hasta el nombre del ingeniero de sonido de todos los discos... Supongo que siento envidia porque nunca he sido capaz de sentir eso. Aunque reconozco, que lo más cerca que he estado de ser un fan ha sido con Bloomington. Lo que he sentido con su música no lo he vuelto a sentir por ningún otro grupo. Ahora vuelven, después de 11 años y vuelve a latir el corazón del fan que creía deshabitado.
Jabitxu

Bloomington en NTS!
Bloomington en Facebook



Cuando fuimos reyes
Pulse aquí para escuchar la canción
Cuando fuimos reyes
Bloomington
Hubo un día en el que fuimos reyes. Sonreíamos porque no conocíamos el invierno y todas las palabras escribían nuestros sueños cumplidos. Ese día la canción se aceleraba y nuestro latido marcaba el ritmo de nuestros pasos. Mezclamos la prisa con la urgencia, los juicios con las promesas. El tiempo, que siempre estuvo allí, observándonos en silencio, sonrió un instante antes de irse. Este papel tiene el recuerdo de nuestra huida, que como todas las heridas, despierta los días de lluvia.
Lear
Pulse aquí para escuchar la canción
Lear
Bloomington
Cuando el invierno comenzó confundí mi reino con una mentira. Después vino el silencio, las preguntas y los lamentos. Pero recordé que todas promesas se pueden cumplir manteniendo la primera y la última letra de cada palabra. Dejando que las sílabas sobrevivan al tiempo. Así, entre los restos de mi derrota, construí mi propia euforia inventada que, todos los días, me obliga a empezar otra vez.
Edmond O'Brien
Pulse aquí para escuchar la canción
Edmond O'Brien
Bloomington
Lo bueno de estar perdido entre una multitud, demasiado ocupada por argumentar su prisa, es encontrar lugares comunes habitables. Entre la suerte y el destino prefiero las canciones que, al final, son las que permanecen. Un día ocupé un recuerdo que no es mío y que convertí en mi casa. Ellos decían: “siempre nos quedará Edmond O’Brien”.
Something about good luck
Pulse aquí para escuchar la canción
Something about good luck
Bloomington
En los análisis científicos de datos, tradicionalmente se eliminan las anomalías en las muestras para no contaminar la coherencia del resultado final. Estas anomalías se achacan a los errores de los propios sistemas de medición. En los primeros años de la década de los 70, científicos expertos descartaron el agujero de ozono y lo etiquetaron como una anomalía en los sistemas de medición. Después de todo, la decisión adecuada debe ser algo relacionado con la suerte.
The rumble sea
Pulse aquí para escuchar la canción
The rumble sea
Bloomington
La experimentación crea la cordura suficiente entre tanto ensayo y error. La distorsión de la realidad abre paso a la ficción que oculta mi inseguridad latente. Al final conseguí retener tu nombre justo cuando el mar me devolvía mis tres segundos de memoria renovada.
A quiet life with my wife
Pulse aquí para escuchar la canción
A quiet life with my wife
Bloomington
Recuerdo tu carta como un ejercicio de incomprensión. Como cuando decías que no entendías que, en aquella exposición sin títulos, los cuadros fueran descritos por sus materiales, año y dimensiones. Me pregunto ahora, si las cenizas, ese año y los kilómetros explicarían nuestra distancia.
Last chance to the hope
Pulse aquí para escuchar la canción
Last chance to the hope
Bloomington
Si es el agua la prueba de nuestra vida, en todos mis recuerdos deshabitados sigue lloviendo.
Universe
Pulse aquí para escuchar la canción
Universe
Bloomington
Fue en una papelería. Todavía no existían los bailes de incredulidad pero un psicólogo, que entonces cursaba su primer curso, uso nuestras caras como trabajo final sobre los estados de emergencia. Dijo que la tuya retrataba la sorpresa y la mía la euforia.
La corporación
Pulse aquí para escuchar la canción
La corporación
Bloomington
Como aprendiz de suicida eligió el oficio de bebedor solitario. Apartado en la mesa de un bar, escribía su protesta en servilletas de papel. Todas tenían el mismo título previamente grabado "gracias por su visita", a la que él siempre añadía: "a este mundo cruel".



BLOOMINGTON
ACTIVANDO LA DESIDENCIA
Aloud Music (2006)



BLOOMINGTON
KILL THE ROCK STARS WE WERE
Aloud Music (2003)



BLOOMINGTON
THE MAGIC BULLET THEORY
Auproducido (2002)

Postacard1 content