Somewhere

Vivimos tiempos convulsos. En todos los aspectos. Y, por supuesto, también en el estrictamente cinematográfico. El cine es una disciplina que, actualmente, está tan invadida por los efectos especiales, las imágenes en tres dimensiones y demás parafilia visual, o por historias en las que prima más la forma que el fondo, que la expresión "una imagen vale más que mil palabras" parece estar tergiversada hasta el extremo. Y de la misma forma que uno busca remedios para la resaca alcohólica, ha de buscarlos igualmente para la resaca hipnótica que se deriva del exceso de tanto artilugio visual o formal. Personalmente, suelo recurrir al ibuprofeno en el primer caso, y a la (re)visión de los grandes clásicos en el segundo. Ya saben, todas esas grandes películas que nos devuelven a la pureza, sencillez y, en definitiva, a la esencia del cine.

Supongo que por todo lo anteriormente expuesto, "Somewhere" resulta una especie de anacronismo, ya que casi todos sus méritos la remiten al pasado más que al presente. Sin, absolutamente, una sola escena de relleno, cada uno de sus fotogramas está aprovechado al máximo, con una exactitud que trasciende y choca frontalmente con su apariencia simple. Hilada con una maestría y sutileza excepcionales, conmueve tanto o más por lo que no dice que por lo que dice, por lo que las expresiones de sus personajes muestran más que por sus palabras, sin caer en ningún momento en baratos y lacrimógenos diálogos o en tópicos sentimentalismos (¿por qué me viene a la cabeza Isabel Coixet?). Y, en ese terreno, Sofia Coppola, como ya demostrara con "Lost in Translation", se mueve como pez en el agua.

De hecho, la analogía que "Somewhere" comparte con "Lost in Translation" es tal, que, con toda naturalidad y seguridad, podemos hablar ya, abiertamente, de la confirmación de un estilo propio y personal (siempre y cuando, a su directora no le dé por repetir patinazos como "María Antonieta"), cuyos elementos característicos giran en torno a varios pilares básicos. Primeramente, esa peculiar manera en que se desarrolla la complicidad entre los protagonistas de sus historias, siempre a base de gestos, acciones o pequeños guiños, y raramente a través de la palabra. Una complicidad que se degusta cual manjar conforme avanza el metraje de sus películas. Tampoco debe escapar al análisis ese entrañable toque surrealista que, en algún momento concreto, se apodera de la trama. Un ejemplo: si en "Lost in Translation", Bill Murray debía lidiar con la grabación de un spot publicitario rodeado de japoneses con los que no conseguía entenderse, en "Somewhere", Stephen Dorff es sorprendido y "obsequiado" con los bailes de una especie de vedette italiana cuando acude a recoger un premio, en otra escena de lo más hilarante. Pero, quizás el elemento más notable y que más impregna los mejores trabajos de Sofia Coppola, lo constituya la manera en que logra retratar el ocaso y decadencia de personajes que en otra época relucieron pero que, en el tiempo presente, viven atrapados en una continua crisis personal y existencial. Lo consigue con grandes dosis de ternura y encanto. Y con un alto grado de fidelidad, anteponiendo siempre el realismo y la crudeza a la magia, y haciendo buenas esas máximas que nos dicen que las ilusiones no son más que treguas, y que el destino acecha y es imposible burlarlo. 

Al igual que servidor pueda valerse de clásicos para purgar sus toxinas cinematográficas (sin ir más lejos, me viene a la cabeza la proyección, hace no mucho, de "Conspiración de Silencio" de John Sturges para intentar obviar ese "Enter the Void" de Gaspar Noé), quisiera creer que películas como "Somewhere" son las que utilizarán generaciones futuras cuando necesiten recuperar y revivir la pureza y la esencia del cine. Ojalá sea así.

Sofia Coppola
Título Original: 
Somewhere
Director: 
Sofia Coppola
Guión: 
Sofia Coppola
Nacionalidad: 
EE.UU.
Duración: 
97
Interpretes: 
Stephen Dorff, Elle Fanning and Chris Pontius
Sinopsis: 
La nueva película de Sofia Coppola es una historia intimista que transcurre hoy en día en Los Ángeles. Johnny Marco es un actor de malas costumbres que sobrevive en medio de los excesos en el hotel Chateau Marmont de Hollywood. Cuando su hija de once años aparece por sorpresa, Johnny no tiene más remedio que enfrentarse a todo lo que ha rehuido durante su vida.
Estreno: 
Friday, September 3, 2010
Género: 
Drama