Princesas

La chica que nunca tuvo nostalgia paseaba sola, con su cola de gato, su bolso mochila en la espalda, su espaciado flequillo y su cigarro en la mano. La calle desierta de una ciudad que de madrugada parecía inhabitada, un poco fantasma.

La chica que nunca tuvo nostalgia, porque nunca le había pasado nada bueno como para desear que volviera a ocurrir, caminaba con los ojos cristalinos. Su cara pocas veces había esbozado una sonrisa.

La chica que nunca tuvo nostalgia caminaba sobre unos zapatos de amplia plataforma para enmascarar su baja estatura y soñaba con tener unos pechos de revista, de esos con los que lograr atraer más a los hombres.

La chica que nunca tuvo nostalgia se negaba a seguir viviendo así y se esforzaba por ir en contra de su suerte no buscando el amor, sino yendo directamente a por él. Esperando ese día, esa oportunidad, para que todo cambie. Ese momento, para el cual tiene que estar muy atenta, porque es consciente de que sólo pasará una vez. Ese día en el que sólo cosas buenas empiecen a pasar en su vida, ese día a partir del cual empiece a sentir nostalgia.

Mientras otros se afanan por sacar a flote vidas de superhéroes hasta ahora encerradas en cómics, comedias en torno a sueños donde únicamente abundan hormonas adolescentes o buscando el terror en monstruos cada día más inverosímiles, Fernando León únicamente tiene que cruzar un par de calles para retratar una parte de nuestra sociedad, eso que muchos no quieren ver o que prefieren no conocer.

Dejando fuera el morbo o escenas explícitas de sexo y violencia, León no tiene por qué recurrir a ellas para mostrar toda la crudeza de una realidad cercana. Sutilmente aborda la prostitución, la inmigración, la drogadicción, sin que apenas uno se dé cuenta, bajo el refugio de la relación de dos personas que intentan sobrevivir en estos mundos a los que la vida les ha arrastrado como un furioso huracán. Pero después, al salir del cine, todo comienza a salir a flote como boyas que hubieran soltado en tu imaginación.

Gracias a Candela Peña por regalarnos el papel de una chica que nunca tuvo nostalgia, por hacer tan creíble esta historia, por representar la tristeza y la crudeza de un mundo tan difícil con tan sólo un gesto.

Princesas, Fernando León de Aranoa
Título Original: 
Princesas
Director: 
Fernando León de Aranoa
Guión: 
Fernando León de Aranoa
Nacionalidad: 
España
Duración: 
113
Interpretes: 
Candela Peña (Caye), Micaela Nevárez (Zulema), Mariana Cordero (Pilar), Llum Barrera (Gloria), Violeta Pérez (Caren), Mónica Van Campen (Ángela), Flora Álvarez (Rosa), María Ballesteros (Blanca), Alejandra Lorente (Mamen), Luis Callejo (Manuel).
Sinopsis: 
Ésta es la historia de dos mujeres, de dos putas, de dos princesas. Una de ellas se llama Caye, tiene casi treinta años, el flequillo de peluquería y un atractivo discutible, de barrio. Zulema es una princesa desterrada, dulce y oscura, que vive a diario el exilio forzoso de la desesperación. Cuando se conocen están en lugares diferentes, casi enfrentados: son muchas las chicas aquí que ven con recelo la llegada de inmigrantes a la prostitución. Caye y Zulema no tardan en comprender que, aunque a cierta distancia, las dos caminan por la misma cuerda floja. De su complicidad nace esta historia.
Estreno: 
Saturday, September 3, 2005
Género: 
Drama