Dos días, una noche

Muchas veces pienso, y no sé si alguna vez me atreveré a preguntarlo, si una actriz o actor siente el peso de la responsabilidad del papel principal, sobre todo en películas como Dos días, una noche, de  Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne, donde todo gira sobre la misma persona. No sé si Marion Cotillard sentiría esa apuesta cuando leyó guion. Si era consciente de ese todo o nada, sin red, sin más recursos, sin ilusionistas que desvíen la atención, porque realmente se trata de ella y nada más. Desde el punto de vista de la dirección la decisión es mucho más fácil, una apuesta de este tipo, con el talento de Marion Cotillard es mucho más segura, el riesgo disminuye y el espectador sólo le queda rendirse fascinado ante su trabajo. Es más, algunos incluso nos alegramos que haya películas así, y que aún existan actrices y actores que bailen con la película y que ésta se deje llevar mientras suena la música de su talento.

En el centro, el personaje de Marion Cotillard, y girando, una trama que convive con nosotros estos días. Posiblemente, uno de los grandes triunfos de las corporaciones haya sido aprovechar el componente egoísta inherente en el ser humano, ese que se siente como pez en el agua del capitalismo. La masa trabajadora es imposible de gobernar, pero uno a uno es muchísimo más fácil. Sobre la mesa, esas proposiciones tan difíciles de rechazar, y no pregunten cuanto de autobiográfico hay en esta especie de reseña, si sigues dentro del convenio como mucho te subiremos el IPC, pero si estás fuera y te riges por objetivos puedes tener un incremento de hasta el 15% dependiendo del desempeño. Y qué me dicen de esa manida expresión que funciona tan bien, no es justo que tú que trabajas tanto cobres lo mismo que esos que trabajan lo justo. Una vez asentada la diferencia, comienza la competición que, al fin de cuentas, era el objetivo que se perseguía.

La misma estrategia es la que sigue Marion Cotillard, pero en sentido contrario. Cambiar una decisión sin la defensa del resto, tomarla mirando directamente a los ojos y sin más pretensión que celebrar el intento.

                

Cine, Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Título Original: 
Deux jours, une nuit (Two Days, One Night)
Director: 
Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Guión: 
Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Nacionalidad: 
Bélgica
Duración: 
95
Interpretes: 
Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Pili Groyne, Simon Caudry, Catherine Salée, Batiste Sornin, Alain Eloy, Myriem Akeddiou, Fabienne Sciascia, Olivier Gourmet
Sinopsis: 
Sandra dispone sólo de un fin de semana para ir a ver a sus colegas y convencerlos de que renuncien a su paga extraordinaria para que ella pueda conservar su trabajo. Su marido la acompaña para apoyarla.
Estreno: 
Friday, October 24, 2014
Género: 
Drama social