Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)

 

No recuerdo nada. No consigo recordar nada.

Sostenía su fe como último recurso para alumbrar una ciudad ciega. Acostumbrada a recorrerla en círculos. Siempre buscando y esperando. Era la chica más bella de la ciudad y probablemente lo supiera. Era la chica que lo tenía todo y a estas alturas seguro que también lo sabía. Era ella también, quién bailaba desnuda los días de lluvia. Sola, en el patio de su casa, sin que nadie la viera. La misma que se enamoró del chico triste de ojos grandes. Desde que le vio por primera vez entrando en clase, tan perdido como su mirada. Su deseo de escribir comenzó ese mismo día. Sueños atrapados en un papel. Indescifrables pero con un único destinatario.

Una luz roja no inventada parpadea en el patio. Hoy llueve y acompaño su baile. Desde la ventana de la cocina alguien observa. “Yo también quiero saber qué se siente”, dice con un suspiro salado que ella no escuchará.

En una pequeña ciudad donde todos se conocen, un chico triste de ojos grandes recibe sueños que descifra sentado en su edificio más alto. Desde allí se esconde de su culpa y siente que puede volar con el susurro de sus sueños. Abajo los suyos los confunden con obligaciones y le persiguen a todas horas con los nombres de todas sus víctimas.

Un amigo que todavía no conoce le pide un favor que cumplirá, aunque sólo sea por la satisfacción de marcar con un negro lamento más su espalda sangrante. Le convence que debería ser él, el único destinatario de aquellos sueños. “Quiero saber lo que se siente”, decía con científica seguridad.

Hoy es el día.  El chico triste de ojos grandes entró en su casa cuando estaba lloviendo. Ella bailaba sola en el patio. Sus miradas se cruzaron a través del cristal. La lluvia cae sobre el tejado y las ventanas como si fuera un batería que marca el ritmo de un corazón ausente. Atravesó la puerta y sintió el frío de sus manos. Sintió que era feliz por primera vez. Ella quiso besarle y él sólo supo decir que había alguien que la estaba esperando, a la vez que huía detrás de sus palabras.

Un minuto después no recordaré nada. Por más que lo intente no conseguiré recordar nada.

Una voz será siempre testigo de sus actos, para el nuevo compañero inseparable de la culpa.  Pero, no lo olvidemos, hoy es el día. Desde esta ventana volará con mis palabras que susurran cada uno de sus sueños perdidos.

 

Birdman es la imprescindible película de Alejandro González Iñárritu. Si todo es culpa, arrepentimiento y fracaso en el suelo, el cine nos propone aprender a volar con cada uno de nuestros sueños perdidos

 

 

Cine, Alejandro González Iñárritu
Título Original: 
Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)
Director: 
Alejandro González Iñárritu
Guión: 
Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Armando Bo
Nacionalidad: 
EE.UU.
Duración: 
118
Interpretes: 
Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts, Andrea Riseborough, Amy Ryan, Lindsay Duncan, Merritt Wever, Joel Garland, Natalie Gold, Clark Middleton, Bill Camp, Teena Byrd, Anna Hardwick, Stefano Villabona
Sinopsis: 
Después de hacerse famoso interpretando a un célebre superhéroe, un actor trata de darle un nuevo rumbo a su vida, recuperando a su familia y preparándose para el estreno de una obra teatral en Broadway.
Estreno: 
Friday, January 9, 2015