Veneceréis pero no convencéreis

Simon Jung and Paul & Hanno Schweizer

 

Aunque construyan muros de hormigón y nos lleven tan lejos que no puedan oírnos, ni hoy, ni ayer, ni mañana, podréis convencernos.
Aunque tengamos que vivir dentro de edificios sucios y grises, atrapados en trajes y sin ver el sol de la esperanza, ni hoy, ni ayer, ni mañana, podréis convencernos.
Aunque veamos nuestras ideas sangrando mientras arrastramos nuestros principios por el mero instinto de supervivencia, ni hoy, ni ayer, ni mañana, podréis convencernos.
Aunque llenéis de cemento todos los caminos y sólo dejéis uno libre, ni hoy, ni ayer, ni mañana, podréis convencernos.

Porque logré tatuarme una sonrisa en el rostro para no escucharte.
Porque logré construir una coraza de indiferencia para no verte.
Porque cuando pienso que todo está perdido siempre hay alguien que logra escapar y dibuja la libertad sobre el mismo gris de sus edificios. 

Veneceréis pero no convencéreis.
 

Wednesday, September 5, 2012