Poesía

Julio Zadik

 

Es mi turno y quiero jugar con tu efímero recuerdo, de tiza sobre asfalto mojado, de palabras que sienten y no piensan. No habrá veredicto para este juicio, ni tuyo, ni mío. Ni siquiera un alegato para tu inocencia o para mi culpabilidad aprendida. Nuestra ventaja hoy es el descuido del que se sintió libre entre los olvidados.

 

Saturday, June 6, 2015