Mediodía

David Hornillos

Debe ser aquí. Creo que me dijiste que había un muro naranja con sus paredes de prisa intervenidas por la rutina. Incluso parece que siento una agradable sensación familiar de alivio que no logro identificar. Mi memoria es ahora un cementerio de recuerdos. Allí llegan como enfermos terminales con una fecha de caducidad escrita en mi mano: “Mediodía. Pedro Martín. Calle Murcia 7, 1º D”. 

 

Wednesday, August 6, 2014