Grattitude

Alessandro Mitola

 

Estabas emocionada. Nunca habías visto una máquina de esas antes, sólo en alguna película antigua. Había que echar una moneda y elegir una canción. Entonces un pequeño disco de vinilo de 7’’ salía de su interior y empezaba a girar esperando que una aguja cayera sobre él. Jugabas con un mechón de tu melena rojiza mientras elegías la banda sonora de los próximos cinco minutos. Levantaste los brazos y el ganador resulto ser Astor Piazzolla y su Libertango. Viniste hacía a mí pero yo ya estaba huyendo, mirando al suelo y negando con la cabeza. Pero nunca te diste por vencida, ni antes, ni ahora. Me cogiste de la mano y la pusiste sobre tu cintura. Yo te dije que no sabía bailar y tú, con tu dedo índice acariciando mis labios, me susurraste que me dejara llevar. 

Alessandro Mitola empezó a hacer fotos cuando, hace dos años, conoció a su novia.
 

Tuesday, October 4, 2011