Calles Contadas

Autor: 
Juan Berrio
Año: 
2008
Formato: 
Cartoné

Son tiempos de crisis, es el discurso permamente e incansable de políticos, periodistas y de aquellos que dicen salvaguardar y dirigir nuestras vidas. Parece que no sea la mejor época para hacer nada y mucho menos cualquier actividad relacionada con la cultura. No hay dinero, es la frase que aparece tatuada en la piel de todos aquellos que se levantaron un día más para buscar trabajo. Tampoco parecían buenos otros años, cuando si que había dinero, aunque fuera ficticio, porque este tipo de actividades nunca obtuvo la suficiente rentabilidad para que interesaran a la mayoría.
Los mensajes catastrofistas se suceden, el fin de la música, del cine, del arte o de la literatura. Parece que nadie se interesa por las artes y yo me pregunto, ahora que sé la respuesta, si alguna vez lo hubo. Habrá tiempos mejores y otros peores, desde el punto de vista de aquellos que se encargan de juzgarlos, pero la cultura jugará siempre en otra dimensión y nunca sabremos muy por qué habrá alguien, como hoy Juan Berrio, que publique un libro, editado con su propio dinero y en un formato tan cuidado que asusta y que parece contradecir cualquier titular sensacionalista de otro periódico que decía ser serio.

El resultado se llama Calles Contadas y es un regalo para todos los sentidos, que mueve un poquito el viejo corazón dormido y deja una sonrisa permamente en el rostro, a medida que las historias se suceden en un barrio, cada vez más imaginario, y que es algo más que una hilera de casas de colores y formas diversas. Y un vecindario, este sí que en vías de extinción, repleto de vida hasta esa última farola de la noche que ilumina el regreso a casa. Edificios que dejan de ser testigos y espectadores mudos para convertirse en protagonistas de las vidas de aquellos que eligieron vivir allí. Historias que conmueven y cuentos con final feliz. La sorpresa y la sonrisa del niño olvidado acompaña a cada página que el autor dibuja con su trazo siempre elegante.

Ahora se levantan muros en las aceras que defiende alguien, encerrado en su garita de cristal, con otro uniforme barato que trata de imponer respeto, 24 horas al día, 7 días a la semana. Las ventanas quedan lejos fuera del alcance de algún curioso, que siempre traerá peligro escrito en su rostro y de vez en cuando se oye algún grito de niños que juegan sin que nadie les vea.

Calles contadas deja, además, una cierto tristeza, a la añoranza del barrio perdido y demolido por la sociedad del miedo que hemos construido.

juanberrio.blogspot.com

P.D: El libro se vende junto a su imprescindible calendario. Este año con formato de Calles Contadas.

Sinopsis: 
Calles Contadas, uno de esos libros editados con cariño de padre amoroso que nos viene a recordar, en forma de fábulas, que la ciudad que nos rodea está llena de vida y emociones, que es un lugar en el que detenerse, mirar y contemplar, disfrutando de los millones de pequeños detalles que se nos escapan día a día.<br><br><a href=http://www.lacarceldepapel.com</a>La carcel de papel</a>
Cómic, Juan Berrio