Maus

Autor: 
Art Spiegelman
Año: 
2007
Formato: 
Cartoné

Maus es un cómic especial, todo el mundo esta de acuerdo en eso, pero no lo es porque tuviera los dibujos más impresionantes, ni porque siguiera alguna técnica novedosa, o utilizara colores imposibles, o recreara una atmósfera bajo precisos decorados que sobrecogiera a cualquier lector curioso.Tampoco destaca por un guión preciso, inteligente, con diálogos dignos de una película del mismísimo Woody Allen. No se pude decir tampoco que sea una historia original, ni que jamás hubiera sido contada. Nada de eso.

Sin embargo, Maus pasó a la historia por ser el primer y único cómic en ganar el famoso Premio Pulitzer. Y esto, ciertamente, puede resultar ya suficientemente atractivo para adentrarse en su lectura, supongo, al menos lo fue para mí, e intentar descubrir que se esconde detrás de este cómic del que todo el mundo habla.

Desconozco los motivos por los que el jurado de un premio tan prestigioso otorgara su máximo galardón a un cómic, pero una vez leído la incógnita se despeja. Quizás Maus no fuera el mejor, atendiendo sólo a su técnica o calidad de su ilustración, pero, sin duda, pasó a la historia, quizás, por ser el primero en atreverse a contar una historia dramática utilizando este medio.

Hasta la llegada de Maus, tampoco tuvo por qué ser el primero, pero, ciertamente, sí que fue el primero al que se le reconoció tal proeza. Los cómics tradicionalmente y popularmente estaban asociados siempre al humor o a las aventuras y desventuras de algún superhéroe. Parecía que la tragedia y el drama jamás podrían ser representadas en este género, si se puede hablar de género en este caso. Pero aquí su autor, Art Spiegelman, se atrevió a contar en este formato una de las peores catástrofes de la humanidad, ni más ni menos, que el holocausto judío durante la segunda guerra mundial.

Como el propio autor reflexiona en sus páginas, las dudas le asaltaban en cada trazo de cada viñeta. No sabía como iba a reaccionar su familia, el publico, el pueblo judío, ni siquiera si el formato era el apropiado para la carga dramática necesaria para esta negra época de la historia reciente. Para añadirle un poco más de responsabilidad si cabe, la historia se narra desde los recuerdos de aquella época de su propio padre, testigo y superviviente de semejante crueldad. Nada de lo que allí pasó puede ser mostrada con frivolidad y es cuando todas las dudas y los recelos golpean el cuerpo del autor dubitativo. Pero una vez creado el marco para la metáfora todo parece más fácil, y el lector se acongoja, y se desespera, recordando otra vez la misma masacre que nunca debiera quedar en el olvido.

El resultado fue, y todavía es, un gran éxito. No deja lugar a dudas y con él los nuevos creadores se plantean que las novelas también pueden ser gráficas. Inaugura un nuevo género apasionante transformando el cómic un lugar de encuentro, en un lienzo en blanco para plasmar en su interior la imaginación de cualquier creador.

Sinopsis: 
Maus es la biografía y el testimonio de Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazis, contada a través de su hijo Art, un dibujante de cómic que quiere dejar memoria de la aterradora persecución que sufrieron millones de personas en la Europa de Hitler, y de las consecuencias de este sufrimiento en la vida cotidiana de las generaciones posteriores.<br><br>Apartándose de las formas de la literatura creada hasta la fecha, Art Spiegelman se aproxima a este tema de un modo absolutamente renovador, y para ello se acerca a la experiencia de su propia familia y escoge la historieta como forma narrativa, poniendo en movimiento todos los recursos estilísticos y narrativos tradicionales de este medio al tiempo que inventa otros nuevos. La radicalidad narrativa de esta obra supuso un antes y un después en el universo de la novela gráfica o cómic.
Cómic, Art Spiegelman